1

Conclusiones

En su conjunto, los Principios Cooperativos son la parte vital del Movimiento Cooperativo. Derivados de los valores que han vertebrado el Movimiento desde sus orígenes, conforman las estructuras y determinan las actitudes que proporcionan las perspectivas características del Movimiento.

Son las pautas mediante las cuales los cooperativistas se esfuerzan por desarrollar sus organizaciones cooperativas. Son principios prácticos en sí mismos, creados tanto por la experiencia de generaciones como por el pensamiento filosófico. Son, por consiguiente, flexibles, aplicables con diferentes grados de detalle en diferentes tipos de cooperativas en distintas situaciones. Por encima de todo, requieren que los cooperativistas tomen decisiones: por ejemplo, sobre la naturaleza de la democracia de sus instituciones, los papeles de los diferentes partícipes, y la distribución de los excedentes creados. Son las cualidades esenciales que hacen que los cooperativistas sean eficaces, las cooperativas diferentes, y el Movimiento Cooperativo valioso.